Mi Nuevo Juguete

3 07 2007

Después de meses de estar como zonzo cazando meteoritos, buscando tréboles, y haciendo mandas para que se me concediera el deseo… por fin… tengo un nuevo celular. Jujuiiii.

Para completarlo tuve que hacer muchos sacrificios. No podía comprar mis duvalines en la escuela, y cuando veía a mis compañeros de facultad disfrutando de una ronda de pau pau’s… yo tenía que conformarme con mi bote de agua caliente relleno de la llave; algunas veces se burlaban de mí, pero yo les decía que era agua de tamarindo. Incluso fuí a retirar lo poco que tenía en mi Afore (antes de dejar de trabajar me preparé, si no soy tonto) que eran como 17 pesos, pero tuve que pagar 268 pesos por comisiones y trámites. Pero toda esta humillacion y sufrir valió la pena. Porque al fin tengo MI MOTOROKR E6. Hélo aquí, en todo su esplendor.

certes5qgl8rc.jpg

Algunos de ustedes dirán: “JA, que tiene de bonito?”,”Dámelo ‘pa acabar la barda de mi casa”,”uhhh está todo chafa, ni teclas le pusieron”. A todos estos precipitados individuos, les diré que, lo mejor del teléfono, no es su apariencia, sino lo que está por dentro, y sus funciones, muajajaja (no se porque me río como vampiro, pero me dieron ganas).

Este aparatejo, que a simple vista se ve mas aburrido que ver un informercial de madrugada, en realidad es un poderoso y avanzado dispositivo electrónico, capaz de reproducir emepetrés, tomar fotos de 2 megapixeles (que serían como del tamaño de un calendario de taller mecánico), además, puede abrir documentos de office y acrobat, reproducir archivos de video 3GP, AVI o emepecuatro con su realplayer y también puedes escuchar las rolitas villeras de tu estación de radio favorita. Trae un grabador de voz (ahora si voy a poder grabar mi demo para la academia) y un editor de fotos (para dibujar corazones y ailov-yus en mis fotos de Paquita). Por si vas con los chinos y te quieren ver la cara, trae un diccionario chino-inglés, que ademas habla¡¡ y por si tus amigos te presumen que ellos pueden jugar hexic, tetris o la serpiente en su celular, puedes ignorarlos jugando Sims 2, Age of Empires II, Need for Speed Most Wanted o Medal of Honor. Y para que no se te olvide la última visita al proctólogo…. digo, a tu corredor de bolsa, tienes una agenda para que lleves control de tus múltiples compromisos. Créeme, nunca estás en control de tu vida hasta que programas tus 15 horas de sueño adecuadamente.

Como puede apreciarse, el celular no trae teclado convencional, sólo un pad para moverte entre los menús y los botones de colgar y descolgar. Algun individuo perspicaz, pensará que esto es una ventaja para cuando su mujer le diga que se reporte para saber dónde anda. “Perdón vieja, pero como te marco si mi celular no tiene teclado?”. Por desgracia, esa escusa no puede usarse.

Mediante su pantalla sensible al tacto, podemos realizar todo tipo de acciones. Desde marcar números, escribir mensajes de texto, hasta incluso dibujar letras y que el celular las reconozca como texto. Todo, usando tu dedo de Gollum lleno de aceite o mermelada, o usando mejor aún, un conveniente stylus. Los teclados son cosa del pasado. Como del año 2006.

n2.jpg

Ah, por si quieres presumirle tus miserias a las nenotas por internet, puedes usar el celular como cámara Web conectandolo a través de un puerto USB. Y si te quieres ver muy internacional en el antro, configura el idioma a chino simplificado o chino tradicional, y las reinitas pensarán que eres un trotamundos (aunque después no entiendas nada); “Y porqué a Chino y no a chihuahuense o a tamaulipeco?”. Bueno, en primera porque no existen esos idiomas, y en segunda porque el celular solo se vende en China y algunos países de Asia oficialmente.

Bueno ya, ya presumí, ya…. ahora sí, es tiempo de ponerse serios.

Porque tengo un servicio a la comunidad que hacer.

Por favor, si alguien quiere ayudar a un pobre hombre en desgracia, comuniquese conmigo. Lo que éste hombre necesita es una tarjeta AMIGO para celular, (puede ser de 100 pesos, no importa), y dinero para comprarse calzones el pobrecito. Los donativos pueden ser en dinero, o en especie, nada más no se aceptan calzones balaceados o de abuelita. De preferencia donen truzas de Tortugas Ninja, de Hello Kitty, o marca Topeka. Lo único que tienen que hacer es mandar el donativo con nombre, o anónimo, en un sobre, o una caja, con la leyenda:

“Yo quiero ayudar al pobre de Javier González Adrián Muñoz.”

Muchas gracias por todos sus donativos de antemano. Esperamos su ayuda para éste pobre desgraciado, ingeniero desempleado, soltero, minusválido, oveja descarriada, malquerido, borracho, jugador, rata de tres patas, animal trastero, cerebro carcomido por el virus de la ignorancia, vividor, coleccionista de jabones rosa venus, calcetín agujerado, costal de papas, letrina sin cal, diccionario sin letras, cuchillo sin filo, (ah caón, esa ya es canción de Arjona) etc….





Gustos Culpables

13 06 2007
Sopas, hace casi dos meses que no publicaba nada aquí. En realidad tengo algunos post como borrador, pero como estan incompletos pues aún no los publico.

Este post es algo simple, estaba viendo un blog de alguna chica canadiense y en una de sus entradas publicaba una lista con sus gustos culpables. Algunos eran muy chistosos la verdad, así que me puse a pensar en algunos de mis gustos culpables.

Estos son algunos de mis gustos culpables que puedo recordar en este momento:

  1. Los tacos pipe. Serán de gato, o de tlacuache o de lo que sean. Pero me encantan, será que la salsa esconde perfectamente su terrible verdad. Aparte nadie puede negarse a una orden de 5 tacos + refresco por solo 20 pesos!!.
  2. Ver algunos videos gruperos. A lo mejor no son los mas estéticos, o no tienen la mejor trama, pero eso si, que buen gusto tienen algunos malditos gruperos para escoger a sus modelos!!.
  3. Paquita la del Barrio. Jaja esto todo mundo lo sabe. Las rolas de Paquita estan bien fregonas, y ella es mi sex symbol de cabecera.
  4. Fumar. Aunque no fumo mucho (una cajetilla me puede durar más de una semana), no puedo evitar sentir ansias por un cigarro de ves en cuando. Mis favoritos?… Lucky Strike.
  5. Llevarle la contra a quien asegura tener la razon. Es uno de mis peores hábitos. A veces hasta puedo estar de acuerdo con una persona así, pero si se que lo que dice no es 100% seguro, algo me obliga a llevarle la contra. No lo puedo evitar, nunca he podido.
  6. Las revistas para hombres. (FHM, Maxim, etc.) Mujeres en prendas diminutas, autos, articulos interesantes, chistes, recomendaciones musicales y palabrotas. Que mas se puede pedir en una revista?
  7. Morderme las uñas. Lo se, es un hábito terrible. Prometo quitármelo antes del año 2012. Es todo un proceso de rehabilitación!!
  8. Durar mas de dos dias sin bañarme. Diganme Neanderthal, pero en vacaciones cuando estás tirando hueva, ni te acuerdas a veces de bañarte. Y no hay nada como oler como tarzán para sentirse bien macho.
  9. El tiradero en mi cuarto. En realidad no es que me guste, pero si acomodo el tiradero que tengo nunca encuentro lo que necesito. En cambio cuando no recojo casi siempre sé exactamente donde está cada cosa.
Si me acuerdo de otros, pues los iré agregando. Si alguien quiere compartir los suyos pues ya estuviera escribiendo. Y si les da vergüenza, pues nada mas curénsela ustedes mismos.

Yo por lo pronto me voy. Tengo que completar mis 14 horas diarias de sueño (de acuerdo a la agenda normal de un dia de vacaciones). Nos leemos luego.

Escuchando: Bloc Party – This Modern Love
Calificacion: 4 palomitas y una abejita trabajadora





Las verguenzas de cuando era niño (Parte Uno)

11 04 2007
!!!Levante la mano todo aquel que de niño haya hecho algo que ahora le de vergüenza¡¡¡

Jajaja…. Todos tenemos algun recuerdo de cuando éramos niños que ahora nos da vergüenza. Puede ser que nos gustaba cierto grupo (como Microchips, Jordi, o Caló), una novela (Marimar, El abuelo y yo), o teníamos un mal hábito (como invitar a tus amigos a jugar nintendo y no prestarles el control, y darles una mala excusa como: “déjame te digo como se juega primero”, “a ti te toca hasta que me maten” o “cada quien una vida”). etc.

En mi caso, y para este blog, yo tengo fotos. Algunas (la mayoria) son muy vergonzosas. (Bueno, dos tres). Y me decidí a publicarlas aquí para evitar la pena de que caigan en manos de algún enemigo y las publique para humillarme ante la prensa internacional. O peor aún, que terminen en manos de algún amigo o pariente, porque con esos sí, ni dándoles un soborno evitaría que las mostraran a todo mundo.

Aparte nada como reírse de uno mismo para perder el pudor y la verguenza jaja.

Como muchos de mis recuerdos de mi infancia yacen reprimidos en algun lugar inaccesible de mi inconciente (un mecanismo que sin duda alguna me ha salvado la vida jaja), trataré de explicar lo más que pueda de cada una de las fotografias. Debo aclarar que varias son de hace mucho tiempo, en algunas salgo todo panzoncillo cuando era un mocoso… ahhh que tiempos aquellos.

Evidencia #1

Como muchos de ustedes, yo también fui víctima de las maestras de primaria (que en mi caso eran monjitas) quienes, en un despojo de creatividad, nos (im)ponían a preparar bailables para las diferentes festividades del año. ¿Escuché que alguien dijo “El bailable del día de las madres”?

En efecto, el bailable del día de las madres siempre era la ocasión perfecta para aparecer usando un traje ridiculo según la temática de la canción, todo bajo el himno de batalla de “los niños prepararon el siguiente bailable con cariño para todas las mamás”. Para mi desgracia existen fotografías de los que quizá fueron los dos peores bailables que tuve que vivir en primaria.

La primer fotografía nos remonta a mi 4to año de primaria. Año en el que tuvimos que presentar el bailable “de los charritos”. Un bailable de musica mexicana en el que las niñas iban vestidas de chinas poblanas y los pelados de charritos montaperros. No crean que estaba tan panzón en ese entonces, la foto engaña, no se equivoquen. Lo que pasa es que estaba harto de ver el estereotipo del mexicano que tienen los extranjeros; ya saben, ese del flaco prieto con un sombrerote del pique y su traje de manta. Entonces, para acabar con ese estereotipo decidí revolucionar la imagen del macho mexicano. Y fue así como sin querer invente una nueva corriente, que hoy conocemos como el “mariachi panzón” (disculpenme, son los resultados no intencionales de un ícono de la vanguardia como lo es su servidor, daaaa :P).

Pero basta de introducción, permitanme presentarles la primer foto desclasificada de este post. Esta foto tiene el nombre clave entre algunos parientes de “El charrito panzón”. Y aquí está:


No tienen que decirlo, sé lo que estan pensando, y Mi maestro Don Vicente Fernández expresó alguna vez frente a la prensa lo que todo mundo pensó al ver la foto al igual que él. Sus palabras fueron…… “lo vistieron como un mamarracho”.

Tiempo después, la prensa revivió la frase, pero esta vez para correr el rumor de que eso era lo que había dicho Don Vicente del atuendo de Luis Miguel cuando andubo de charro. Pero esa, es otra historia.

Evidencia #2

La segunda fotografía de mis años mozos en primaria nos muestra el atuendo sexy del bailable que preparamos para OTRO día de las madres (para variar).

El nombre clave de esta fotografía es “El Chabelote” pero tambien se conoce como “El títere pipiluyón”.

Esta imagen fué captada cuando yo cursaba el 3er año de primaria. En esa ocasión, nos tocó usar un atuendo que no se si olvidé de que trataba, o simplemente nunca lo entendí, pero si la memoria no me falla, eramos unos títeres, que nos movíamos al compás de una canción con la tonada hipnótica de un violín. Hasta la fecha no he escuchado nunca mas esa canción, ni supe nunca como se llamaba; pero cualquiera que la haya bailado puede recordar esa misteriosa tonada, no se si porque en realidad la usaron para hipnotizarnos y lograr que bailaramos esa basura, o porque es como esos recuerdos de algún trauma, que tan sólo una imagen o un olor te hacen revivirlo.

Como la imagen anterior, esta imagen también es engañosa, en ella estoy más panzoncillo. Pero fue porque también estaba rompiendo el estereotipo del títere hecho de tiritas de madera, así que decidí recrear esa imagen interpretando a un títere mamey capaz de romper hasta el trasero rígido de pinocho y toda su desendencia. La fotografía es la siguiente, cuidado, asegurense de estar recargados firmemente contra algo, o pueden salir disparados hacia atras como personaje de condorito….


Creo que estos dos atuendos ya no estan en la casa, y National Geographic organizó unas excavaciones para buscarlos. No se sorprendan si algun día ven alguna investigación de ambos trajes en ese canal………….

Evidencia #3

Siguen leyendo?. Bueno, para reducir el impacto provocado por las imagenes anteriores, les mostraré una mas amigable. Podría decirse que hasta mas tiernilla.

Yo creo a la mayoria nos tocó actuar, o por lo menos ver alguna pastorela no?. Bueno, yo actué en varias, también de la escuela, (estas no eran en día de la madre, sino en navidad, pero a menos que sean de algún país lejos de México, ustedes ya sabían eso). En estas pastorelas no había mucho chiste. Se inventaba un libreto, o se tomaba alguno de los que ya había interpretado algun grupo de una clase mas avanzada, y después se otorgaban los papeles a todos los alumnos basados en sus capacidades histriónicas. A mi casi siempre me tocó de personaje de reparto, pero no porque no fuera bueno para la actuada y la faramalla, mas bien creo que era porque como yo fuí personaje principal en algunos clásicos de los hermanos Almada, entonces las maestras preferían contener mis talentos para no opacar a los demás mocosos que casi tenían que anotarse las líneas que les tocaban en el antebrazo (hmphh.. novatos).

La foto es de una pastorela de kinder, y originalmente iba a interpretar a un ángel que tocaría una trompeta para anunciar el apocalipsis y despues mataría a la tercera parte del público que asistiera a vernos. Pero se hicieron unos cambios en el libreto y la historia acabo con una trama mas amigable para no herir susceptibilidades, y yo acabé interpretando a un tierno querubin. Veámoslo a continuación.

Como pueden ver, a pesar de que me dieron un papel menos violento, seguí conservando mi implacable katana de oro, con la que iba a decapitar a la mochedumbre. Pero no la usé a final de cuentas…………

Evidencia #4.

La foto que viene no se de cuando sea, ni cuantos años tenía, pero es una foto que había estado guardada en secreto por muchos años y se filtró de alguna manera. Tengan cuidado con lo que viene, porque puede causarles pesadillas. La foto muestra la forma que adopto después de la media noche, cuando me levanto de mi sarcófago y salgo a las calles a saciar mi sed de sangre.

Bueno, en realidad no es sangre lo que ansío, sino quick sabor vainilla, pero eso no deja de hacerme un vampiro maligno y temible. Es de notar la clase con la que dormimos nosotros los vampiros chupa quick. Yo no puedo dormir con otra pijama que no sea un traje de estricta etiqueta.

Última evidencia

Esta última es la peor foto de todas, de hecho es la única de la que no me puedo reir porque es una vergüenza. Tanto que estuve a punto de no subirla, pero tengo un compromiso con la verdad y eso es todo lo que presento.

Por favor perdónenme por lo que les voy a mostrar, pero era solo un niño en ese tiempo y no sabía lo que hacía.

Esta última foto, soy yo……. vestido de Americanista¡¡¡¡¡¡¡¡ LA VERGUENZAAAA…..

Me hace sentir muy mal, pero talvez lo único rescatable es que los tirantes hacen resaltar un tambachon que ya envidiarían muchos de mis amigos que ya estan creciditos, y se andan poniendo calcetines para ir al Far jajaja.

Ya fue mucho rollo, así que aquí le paro.

Nos vemos en el próximo post. Y si alguien tiene fotos vergonzosas de sus años de mocoso publíquelas, no me deje hacer el ridículo solo jaja.

Hasta luego gente¡¡

Escuchando: “Travis – Flowers in the Window”
Calificación: Calificación? ES TRAVIS!! estan por encima de todo!





Rarezas: Historia de 2 personas

2 02 2007
Hace tiempo conocí a 2 personas….

La primera de ellas, es alguien “especial”. En varias formas de interpretar la palabra….

Desde el momento en que la conocí noté su peculiar humor casi permanentemente alegre (algo que cualquier persona notaría). Con el tiempo, noté también que ese humor nunca desaparecía, y más tarde me enteré, por comentarios de otras personas, aunque ya lo suponía, que tal persona tenía “detalles” psicológicos. A las personas como ella, la gente les dice, “está enfermito”, u otros dirían, “está medio retrasadita”, en fin, cualquiera pondría la etiqueta de “loco” sobre su imagen.

Pero después de conocerla mejor me di cuenta que aunque tenía cierta condición, no tenía síndrome de Down, ni rasgos diferentes a los de cualquier persona “normal”, ni problemas de comprensión o aprendizaje. Pero tenía esa alegría permanente, y poco usual en las personas; esa alegría que muchas veces no entendemos, porque no estamos acostumbrados a ver, pero cuya existencia siempre justificamos con un “retraso mental”.

Siempre que reía lo hacía de una manera que todo mundo lo notaba, pero; lejos de ser molesto en realidad era agradable, porque sus ocurrencias eran tan simples que cualquiera las comprendía y disfrutaba. Decía malas palabras delante de quienfuese que estuviera enfrente, pero las decía sin malicia y de forma tan inocente que hasta una monja reiría sin sorprenderse. Cuando estaba en una situación en la que cualquier persona perdería el juicio, ella solo vociferaba una majadería y segundos después se moría de la risa por la forma en como se estaba comportando. Cabe decir que verla enojarse era igual o más divertido para nosotros de lo que lo era para ella.

Como lo dije, no tenia problemas de aprendizaje, y cursaba los mismos estudios que todo mundo, y aunque tenía que esforzarse un poco más, siempre los acababa de alguna manera. Incluso realizaba trabajos sencillos en algunas ocasiones.

Siempre sonreía, y sus ojos tenían constantemente un brillo que solo viene con las lagrimas de las carcajadas, además se veía muchísimo mas joven de lo que en realidad era. No tenía ninguna reserva en abrazar o en mostrar su afecto por alguien cuando así lo sentía, la cual era una cualidad que muchos no sabemos apreciar, e incluso que otros rechazamos. Alguna vez llegue a pensar que era demasiado melosa, y que la gente se hartaba de eso. Pero estaba equivocado, ya que, si bien era cierto que se la pasaba repartiendo abrazos, lo hacía de una forma tan natural que deseabas abrazarla con la misma intensidad.

Además de ella, conocí a otra persona. Pero ésta era un poco diferente.

Aunque a veces era igual o más divertida que la persona anterior, había otras ocasiones en que me contaba cosas que me hacían sentir cierta incomodidad cuando platicábamos. Pero ojo. No me incomodaba la persona, sino las ideas que tenía sobre ciertas cosas, e incluso sobre sí misma.

“Me odio, ve estas lonjas” me dijo algunas veces mientras comíamos. “Odio mi trabajo, es lo mas aburrido que hay”. “Soy un idiota, no sirvo para nada”. “Porque siempre me tiene que pasar esto a mi?”. “No me importa que salga con otra, yo lo amo” eran algunas de las frases que escuchaba yo de esta persona frecuentemente.

Ella era una persona perfectamente normal, sin ninguna complicación física ni mental y absolutamente sin retraso alguno. Había acabado una carrera, tenía una familia perfectamente normal, que vivía en una casa normal de un barrio de clase media alta en una ciudad común y corriente. Salía los fines de semana a divertirse como todos lo hacemos; iba a la iglesia, disfrutaba la música, tal y como todos lo hacemos.

Sin embargo, aunque no le faltaba nada, me daba la impresión de que siempre estaba anhelando algo, y el no tenerlo lo frustraba. Siempre se quejaba por no tener un mejor cuerpo, por no tener un mejor salario, por no sacar mejores calificaciones, porque su auto no era tan bueno como el de su vecino,

Cuando tenía un problema se le venía el mundo encima. Había ocasiones en que lloraba, otras veces le gritaba a todo mundo y golpeaba cualquier cosa que viera cerca. Y podía no ser un problema grande, pero él lo hacía ver todo como el fin del mundo. Y cuando esto sucedía todos nos dábamos cuenta de cuánto exageraba las cosas.

Siempre estaba esperando que el trabajo, la pareja, y el dinero soñados le cayeran del cielo. O que por lo menos llegaran a su puerta. Pero vivía tan encerrado en sus “problemas” que si alguna vez hubieran llegado tales cosas, ella no se habría dado cuenta.

Hasta ahora he notado, que tal vez la razón por la que estas cosas me incomodaban, era porque algunas de las cosas de las que se quejaba yo también las sentía, y al escucharlas, yo me daba cuenta de que eran mis mismas ideas. Y me daba pena escucharla a ella decirlo, y yo compartirlo.

Con el tiempo me di cuenta que no quería seguir escuchando quejas. Así que me alejé un poco de ella. Hasta la fecha seguimos siendo amigos, pero siempre que comienza a hablar de esas cosas prefiero cambiar el tema. O irme con la primera persona que les conté.

Me di cuenta que me gustaría mas ser como una persona con “retraso mental” que siempre ríe, a ser una persona normal, con frustraciones y quejas. Que me gustaría también abrazar más a las personas y decirles cuánto las quiero, en lugar de alejarme de ellas cuando los problemas me invaden. Que prefiero reír aunque no tenga un quinto, o que mi ropa no sea tan cara como la de las revistas. Prefiero cantar en voz alta, a quejarme conmigo mismo. Que prefiero caminar cuando llueve. O escuchar a alguien a contarle algo……


En realidad me agradaba estar con ella. Siempre riendo y viendo esos ojos brillando, escuchando sus carcajadas que todo lo llenaban. Viendo sus dibujos y escuchando sus cómicos berrinches. Verla bailar con las sillas, o verla caerse y levantarse diciendo groserias, para después volver a tirarse al suelo de risa.

Algunas vez me puse a recordar a ambas personas, y me puse a comparar sus comportamientos; y pensé: ¿No es mas loco lastimarse uno mismo de la manera en que a veces lo hacemos?.

Tenemos todo. Salud, trabajo, estudio, familia, y aun así ponemos ideas terribles en nuestra cabeza. “Qué tonto soy”, “Nadie me va a querer”, “Mi vida siempre será la misma”.

Es por cosas como estas y por esa persona, que de un tiempo a la fecha, he decidido ser un poco más “loco” y mucho menos “normal”…..

Escuchando: Oasis – Sunday Morning Call





Secuestro Express en el DF

7 12 2006

Como algunos de ustedes saben, el fin de semana pasado (2 y 3 de diciembre) tuve que hacer un viaje express a la pintoresca Ciudad de México.

Y como todo buen provinciano, pues iba asustado viendo para todos lados cuidándome de todo mundo, evitando hacer contacto visual con cualquiera, y siguiendo todos esos consejos que te dan las personas para evitar ser abusado por venir de rancho.

El sábado llegué allá, y el domingo regresé sano y salvo a mi ranchito querido Monterrey. Pero lo que no se imaginan es que sufrí un secuestro express justo en el cuarto de hotel donde estaba hospedado.

Un grupo de maleantes entraron a mi cuarto y me amordazaron y ataron de pies y manos y me encerraron en el clóset. Peeeeeero, no conformes con eso, me vistieron de abuelita y me colgaron un rebozo para burlarse de mi. Esto me apena mucho decirlo, pero es la verdad.

Y continuación les mostraré unas fotos que los maleantes me tomaron, y que pude conseguir después de dejar inconscientes a 10 de ellos con algunas de mis técnicas secretas de ninjitsu y lucha chola.

En esta foto podemos ver como estaba yo rogando por mi vida, al ver que estaba a merced de los malhechores. Pero lo que no sabían era que detrás de mi inocente rostro se escondía una máquina asesina que mas tarde patearía su apestoso y flácido trasero.

Y justo aquí debajo, les tengo algo mas. Un video tomado de una de las cámaras que traían los secuestradores. En el podemos ver como me encerraron en un closet, me sacaron y comenzaron a burlarse de mi. Yo forcejeo para liberarme de mis ataduras pero me es imposible. incluso un secuestrador greñudo me cuelga un letrero de ayuda para burlarse aun mas de mi.

Justo antes de acabar con todos ellos decidí fingir ser su amigo y convivir con ellos un poco para atacar en el momento menos esperado. Aquí una foto justo antes de la sorpresa.

En ella podemos ver a 3 de los individuos que me sujetaban como si fuera un trofeo. Dos de ellos están enmascarados porque tenían graves problemas de acné, y otro mas se esta comiendo una paleta tutsi pop. Vean el rostro de deprave de los enmascarados. El que no está enmascarado se nota que era medio mayatin porque esta muy acurrucado del malhechor con pasamontañas.

Por lo pronto es todo lo que puedo mostrarles, pero después les contare un poco mas de esta anécdota.





Rarezas: Recuerdos de un futuro pasado

23 11 2006
Por la mañana desperté buscándote. Me dí la vuelta en la cama y no estabas. Para mi sorpresa en tu lugar, sobre tu almohada, había simplemente una nota donde leí: “Te amo, te veo mas tarde”. Desperté por completo minutos mas tarde, queriéndote abrazar. Pero no estabas.

Puse un pie sobre la alfombra, luego otro, y te busqué en la silla, junto a la ventana que da al jardín, donde algunas veces te he visto contemplando el amanecer después de esas esporádicas noches de insomnio. Me senté en la silla, y quise entender porque te gustaba tanto esa vista. Después de todo el jardín no es precisamente bello en invierno. Y el amanecer no se ve de igual manera en un día nublado. Estuve ahí varios minutos, quise quedarme indefinidamente, pero escuche la música del despertador y me dí cuenta que había despertado antes de tiempo. Cosa extraña, pues sabes que nunca logro levantarme de la cama a la hora que debería.

Encendí el estéreo como cada mañana, en realidad por reflejo, y no por que quisiera escuchar algo en especial. Y la tonada que escuche era muy conocida. “The way you look tonight”, y no pude evitar recordarte invitándome a bailarla. Estábamos a mitad de la nada, en plena noche sobre la carretera, y ambos muy cansados para manejar. Escuchaste esa canción en uno de mis CD’s y me pediste detenerme unos minutos para descansar. Y así, en medio del desierto, con nada mas en el cielo que algunas estrellas y aquella brillante luna llena, bailamos.

Nuevamente quize abrazarte, pero no estabas.

Después de tomar un baño, fui a la cocina por un café y galletas, el desayuno que siempre me has reprochado. “Eso no es suficiente para empezar un día”. Me lo has dicho tantas veces. Y hasta este día no puedo evitar tomar solo eso. Sobre el lavabo vi un par de platos pequeños, y supe que los niños habían desayunado su cereal, el que tanto me gustaba a mi de pequeño y que ahora ellos prefieren tal vez por influencia mía. Me gusta desayunar con ellos, y me gusta verte vistiéndolos y peinándolos mientras ellos tratan de no derramar una cucharada de cereal sobre su ropa. Me gusta verlos haciéndote imposible el llevarlos a tiempo a la escuela.

Regresarías un poco mas tarde, probablemente después de dejarlos y comprar algunas cosas en el supermercado. Quiero esperar a que llegues, pero no puedo. Así que sólo anoto “Gracias por el desayuno, te amo” sobre el tablero del refrigerador.

Tomé mis llaves, mi laptop, y mi teléfono celular. Me dirigí a la puerta que da hacia el garage, y justo antes de girar la perilla escuché otra tonada conocida. “‘I’ve just seen a face”…. Pero no supe de donde venia ese sonido.

De pronto todo comenzó a nublarse, traté de enfocar mi vista en la perilla pero no lo logré, y fue como si todo se diluyera. Desesperado, trate de concentrarme para mantenerme en pie en ese lugar. Pensaba en tí, y en ver tu cara cuando volvieras mas tarde. Pero no sirvio de nada……..

Abrí mis ojos, reconocí de inmediato el techo y el cuarto en el que estaba. Tomé mi celular y detuve esa canción, que usaba de alarma. Y me ví ahí, a mis 23 años, buscándote al despertar. Pero no estabas, tal vez aún ni siquiera te conozca.

Me di la vuelta en la cama, con mas ganas que nunca de abrazarte, y despues de unos minutos de intentarlo, nuevamente te soñe………….





Rarezas: Tres ideas esperanzadoras

19 10 2006
  • Algún día, veré a uno de mis hijos equivocarse muchas veces…. y, si el destino lo permite, se detendrá un momento; observará lo que esta haciendo… y lo intentará de nuevo. Y se dará cuenta por fin, que el camino mas seguro al éxito esta pavimentado de errores.
  • Una mañana, dentro de mucho tiempo, despertaré con la misma energía y ansia de hoy por comerme al mundo, con las ganas de levantarme y hacer que todo el que me encuentre en la calle sonria aunque sea unos minutos. Con el plan seguro para hacer millones. Pero dejaré todas esas ideas por la paz… y abrazaré a la mujer que duerme a mi lado, y ahí, sin desear nada mas, recordaré porque pienso siempre que la felicidad de un hombre se enciende y apaga en los brazos de una mujer.
  • Alguien me dirá, cuando me encuentre despues de mucho tiempo: “!!Y tú que pensabas que serías ingeniero¡¡”

Escuchando: Rilo Kiley – Three Hopeful Thoughts 😉